La motivación es uno de los ingredientes más valiosos para mantener la constancia en la práctica deportiva. Una situación frecuente es comenzar con este objetivo en enero, o en otro momento del año, y abandonar poco después.

El propósito de lograr un objetivo va más allá del deseo inicial. Si quieres alcanzar esta meta, asume tu compromiso.

Consejos para vencer la pereza en el ejercicio:

Te damos las claves para comenzar los ejercicios con motivación. Apunta estos cinco trucos:

1) Identifica cuáles son las excusas más frecuentes que te pones a ti mismo para priorizar otra ocupación en lugar de avanzar en tu objetivo. Para lograr este propósito de mantener la constancia es fundamental vencer la pereza. Aunque existen algunos pretextos habituales, es recomendable que mediante el autoconocimiento, identifiques cuáles son aquellos mensajes que te envías a ti mismo cuando descartas la idea de hacer ejercicio. Cuando identificas esta información, adquieres una nueva visión para romper con esta dinámica a partir de ahora.

También puede ocurrir que ante este deseo de hacer ejercicio, identifiques posibles obstáculos que, en realidad, no son un pretexto que te pones a ti mismo, sino una realidad. Imagina, por ejemplo, la situación de aquella persona que tiene poco tiempo disponible. Pero, ante esta u otras circunstancias, es posible generar alternativas creativas. Es decir, en este caso, busca una solución.

2) Diseña un plan que tenga en cuenta no solo tus circunstancias, sino también tu objetivo. ¿En qué te ayuda un plan personalizado? Esta planificación es muy importante porque te ofrece un recurso de apoyo. Para elaborar este plan personalizado, tal vez quieras contar con la ayuda de un entrenador personal que te oriente y te acompañe en este proceso.

3) Vuelve a intentarlo de nuevo. Los seres humanos también podemos observar cómo, a veces, posponemos para otro momento una tarea. Esto es algo que ocurre en todos los ámbitos y por distintas circunstancias. Si esto te sucede, no extraigas una conclusión general a partir de este hecho puntual. No te reafirmes en el mensaje “no puedo”. Simplemente, comienza de nuevo y disfruta de esta nueva oportunidad.

4) Cuando sientas el efecto de la desmotivación, intenta poner tu atención en los beneficios del deporte y el ejercicio. Es decir, conecta con esta fuente de bienestar al poner el punto de atención en las fortalezas de esta experiencia que forma parte de un estilo de vida activo. Visualiza tu meta.

5) Cuando una persona sale fuera de su zona de confort, también puede sentir y experimentar la incomodidad que produce el cambio. Una incomodidad que forma parte del propio proceso de aprendizaje. Gracias a los nuevos objetivos, añades nuevas vivencias a esta zona de confort que se amplía poco a poco. Por tanto, cuando esta incomodidad se convierta en un pretexto, pon este diálogo interno en su contexto. Recuerda que, simplemente, estás fuera de tu zona de confort y las excusas también son una expresión de la resistencia al cambio.

La motivación es clave para superar las excusas frecuentes al realizar ejercicio. Y te damos estos consejos para animarte a emprender este objetivo de cambio con ilusión.

1 comentario en “Consejos para no perder la motivación para hacer ejercicio”

  1. Gracias a vosotros mi motivación está al 200%. Hace mucho que hago deporte pero no lo sentía como ahora. Enganchais … y si algún día viene una excusa de esas a mi cabeza, es abrir Instagram, veros, y me calzo las zapatillas! Gracias por tanto, de verdad!

    Responder

Deja un comentario