Uno de los problemas más frecuentes a los que a menudo tenemos que hacer frente durante nuestro desarrollo personal es la baja autoestima. Unos bajos niveles de autoestima nos llevan a percibirnos de forma negativa, llegando a mermar nuestra salud y felicidad. Lo cierto es que muchas veces nuestra mente no es consciente de estar pasando por una etapa de baja autoestima.

Los especialistas que trabajan con Miguel Trainer saben de primera mano que los problemas de autoestima están relacionados con afecciones de distinta índole, como la ansiedad, depresión, estrés, adicciones… Por ello, hoy queremos hablar de qué es la autoestima y qué hacer para aumentarla.

¿Qué es la autoestima?

La autoestima es el conjunto de percepciones y pensamientos sobre uno mismo, cómo nos valoramos según las experiencias vividas. Nos encontramos ante un cuadro de baja autoestima cuando experimentamos varios de los siguientes síntomas de manera recurrente: falta de seguridad en uno mismo, miedo a expresar nuestras opiniones ante los demás, problemas a la hora de relacionarse socialmente, sentirse inferior, desmotivarse fácilmente ante el inicio de una nueva actividad, sentir nerviosismo gran parte del día, comparar tu vida con la de otros, etc.

¿Cómo puedes mejorar tu autoestima?

Aumentar tu autoestima es un proceso largo. Conseguiremos mejorarla siguiendo algunos consejos probados científicamente y a base de constancia.

Pensamiento positivo

Esforzarse en buscar el lado bueno del día a día nos ayudará a salir del bucle negativo en el que nos encontramos. Intenta cambiar expresiones tipo “no puedo” por “puedo intentarlo”. Busca cada día pequeñas cosas que alimenten tu felicidad.

Ponte objetivos realistas

Se trata de buscar metas realistas que puedas cumplir a medio y largo plazo. A medida que vayas consiguiendo tus objetivos te sentirás más realizado y desearás empezar nuevas actividades. Como resultado, tu positivismo aumentará y lo hará también tu autoestima. Recuerda que fracasar es sinónimo de aprendizaje. Aprende de tus errores sin sentirte culpable.

Acéptate tal cual eres

Cada persona es única. Centrarse en la vida de uno mismo y dejar atrás las comparaciones con las vidas de otros es muy positivo para mantener la mente saludable. Idealizar vidas ajenas tiene como resultado el sentirnos desgraciados y entrar en una frecuencia de pensamiento negativa.

Un ejercicio muy beneficioso es escribirnos una carta a nosotros mismos mencionando todos aquellos aspectos que no nos gustan de nosotros mismos y aquello por lo que te sientes culpable. Verlo escrito nos hará reflexionar. A continuación, rómpela y quédate con el aprendizaje. Al hacer borrón y cuenta nueva nos sentimos más predispuestos a mejorar nuestro estado de ánimo.

Deja atrás tus lastres

Un trabajo que no te aporta nada positivo, una relación que no te satisface, hábitos negativos que dañan tu salud… Estamos ante lastres que hay que dejar atrás. Para hacerlo, es absolutamente necesario ser conscientes de la situación e intentar cambiarla para superar todos estos lastres tan negativos.

En definitiva, se trata de pensar en los retos que ya hemos superado, en nuestros errores y fracasos y ser conscientes de cómo podemos mejorar nuestra salud mental para una mayor autoestima.

Deja un comentario