Cada cierto tiempo aparece una nueva tendencia nutricional para mejorar tu aspecto físico y adelgazar. En la actualidad, una de las cosas de las que más se hablan a este respecto es el ayuno intermitente. ¿Quieres saber el impacto que tiene para la nutrición y la salud? Te lo contamos.

¿Qué es el ayuno intermitente?

Aunque puedas pensar que consiste en dejar de comer, esta tendencia lo que dice es que concentres todas tus comidas en intervalos de tiempos restringidos. Si te preguntas para qué sirve, es sencillo: acelera el metabolismo, por lo que durante las horas de ayuno quemarás más grasas.

Esto no es ninguna novedad, ya que se lleva practicando desde hace siglos, pero los beneficios que reporta para la salud lo han puesto de moda.

Existen diferentes tipos de ayunos intermitentes. Los diarios suelen ser de, como mínimo, 12 horas de ayuno, aunque lo habitual es que sean 16 horas el ayuno y 8 el intervalo de comidas. Pero también existe el ayuno semanal, en el que se hace ayuno uno o dos días, que pueden ser o no seguidos. Este último consiste en comer normal 5 días a la semana y reducir la ingesta en un 75 % los dos días restantes. Es decir, la ingesta no deberá superar las 600 u 800 calorías en estos días.

¿Cómo se puede organizar el ayuno intermitente?

Lo más habitual es hacerlo en la modalidad 16/8. Para ello, debes incluir las 8 horas de descanso entre el ayuno y ayunar otras 8 más seguidas. La ventana que se suele establecer de manera habitual para comer es de 10 de la mañana a 6 de la tarde. Aunque otras personas apuestan por comenzar a comer a las 12 del mediodía y hacerlo hasta las 8 de la tarde.
Este formato 16/8 puedes organizarlo como mejor te convenga.

De hecho, algunas personas apuestan por hacerlo de un modo que interrumpa menos el día a día, como tomando la última comida a las 9 de la noche y la primera del día a la una de la tarde. Otras lo que hacen es comer a las 2 de la tarde y hacer la última comida sobre las 10 de la noche.

Durante las horas que no comas, puedes tomar té y agua. Cualquiera de las estrategias que escojas será totalmente válida, por lo que solo has de adaptarla a tus necesidades.

¿Qué beneficios tiene?

Entre todos los beneficios que aporta el ayuno intermitente, desde el equipo de Miguel Ángel Peinado , como expertos en entrenamiento personal y nutrición,  destacamos los siguientes:

  • Reduce los indicadores de inflamación.
  • Provoca efectos positivos en la plasticidad neuronal.
  • Retrasa el envejecimiento y reduce la mortalidad.
  • Mejora el uso de la glucosa como sustrato energético y la sensibilidad a la insulina.
  • Mejora el perfil lipídico, es decir, reduce tanto los triglicéridos como el colesterol.
  • Ayuda a retener masa magra mientras pierdes grasa.

En definitiva, el ayuno intermitente es una excelente opción para plantear una dieta alternativa en la que busques estar bien nutrido, sin dañar la salud, y adelgazar al mismo tiempo. Además, esta práctica te ayudará a sentirte mejor y a tener más energía.

Deja un comentario